Morata de Tajuña se encuentra situada en el sureste de la Comunidad Autónoma de Madrid.  La mejor opción para llegar al municipio desde Madrid, de la que dista 38 kilómetros, es utilizar la autovía A-3 de Valencia y tomar el desvío de la salida 21 ‘Morata – Chinchón’, que enlaza con la M-311 para llegar hasta el pueblo.

Otra opción es continuar por la autovía de Valencia hasta la salida 28, para tomar el desvío de la carretera M-313 que lleva directamente a Morata.

Otros accesos por carretera enlazan Morata con el municipio de Perales de Tajuña, situado a 8 kilómetros por la carretera M-302; Valdelaguna, situado a 12 kilómetros por la M-315; Chinchón, a 13 kilómetros por la carretera M-311; Titulcia, a 12 kilómetros por la M-313 y San Martín de la Vega, a 15 kilómetros por la M-302.

En cuanto a transporte público, el medio para llegar a Morata de Tajuña es el autobús. Se toma en la madrileña plaza del Conde de Casal. La frecuencia de salida de las líneas que llegan hasta el municipio, la 337 y la 336, es de 15 minutos en las horas punta y de 30 minutos durante el resto, en días laborables. Por otra parte, los días festivos, los autobuses parten en las dos direcciones con una frecuencia de una hora. Además, el municipio está conectado con Rivas-Vaciamadrid, Arganda del Rey y Perales de Tajuña gracias a la línea 330.

Los tiempos de espera de cada parada, además de otra información de interés, se pueden consultar en la aplicación móvil oficial del Consorcio Regional de Transportes de Madrid (Android y iOS).